Cómo iluminar una cocina oscura

Saber cómo iluminar una cocina oscura, tiene sus trucos. La cocina suele ser uno de los espacios que más movimiento tienen de la casa. Todos tenemos recuerdos de todo tipo asociados a este espacio del hogar a lo largo de nuestra vida y seguramente la mayoría soñamos con tener una de esas cocinas, amplias, bonitas...y luminosas.

Pero, ¿qué pasa si la tuya es una cocina interior o como una caverna sombría donde las luces están siempre encendidas?. Iluminar bien una cocina tiene su mérito, iluminar una cocina oscura, es todo un reto.

Te contamos cuáles son los requisitos para una buena iluminación y cómo escoger las mejores soluciones para que tu cocina sea ese lugar agradable y funcional que necesitas.

 

 

Para empezar, todo es posible.

Seguramente la mayoría de las veces para mejorar la iluminación de tu cocina puede bastar con intervenir de la forma más sencilla.

Si empezamos de cero la obra de una cocina, una buena planificación según el tamaño, las zonas que va a tener, la altura de techo y si es interior o exterior, es lo básico que determinará decidir una correcta iluminación en la cocina.

Como en todo, es relativamente más sencillo acertar con una buena iluminación si se parte de cero y sobre todo de un buen plan hecho por un profesional.

Así que, el reto es cuando tenemos que mejorar la iluminación de una cocina oscura que ya tenemos.

En este caso, se trata de replantear la distribución de la luz, saber qué tipo de iluminación conviene en cada área, vista la experiencia de quien la habita, e intervenir de la manera menos aparatosa posible.

En una cocina sin luz natural, cambiar la potencia de las bombillas, de las lámparas o acertar en el tono lumínico, usando los recambios y accesorios eléctricos en el sitio adecuado y en su punto justo, puede obrar milagros.


Empezar por saber cuál es el mejor tipo de iluminación para tu cocina, es el principio para deshacerte de esa oscuridad que ya no quieres más.

 

 

Saber qué y cómo iluminar

Una correcta iluminación en la cocina ayuda a ver con claridad y facilita tareas como cocinar y limpiar. La cocina es fácilmente la habitación más ocupada de muchos hogares, no solo es preparar la comida, socializamos en familia y con nuestras amistades, se hacen los deberes, se trabaja, se charla y tanto más.

Si tienes una cocina oscura pequeña, puedes sentir ciertas limitaciones de espacio. Claro que es diferente si tienes una cocina oscura grande, pero hay ciertas cosas que debes tener muy claras y son comunes.

Requisitos específicos de iluminación de las cocinas

Independientemente del tamaño de la cocina, estas serían las recomendaciones más habituales a la hora de plantearte cómo debe ser la correcta iluminación, porque son zonas que están en casi todas las cocinas:

  • Iluminación general: Normalmente, la iluminación empotrada, regletas especiales para cocina, placas led o una lámpara colgante de diámetro ancho proporcionan la luz adecuada para las tareas generales. Si son focos, se suelen colocar alrededor del perímetro de la cocina o en los techos.
  • Armarios: Para dar un toque especial, puedes añadir bombillas en el interior de los armarios si son bajos. En cambio, regletas de led o focos en la parte inferior y superior, si son armarios altos.

  • Iluminación de la encimera y campana: Una iluminación uniforme y eficaz es esencial para esta zona de trabajo de la cocina. Una opción es la iluminación empotrada, que proporciona una iluminación uniforme para cocinar y limpiar, ideales y sin atenuaciones, parpadeos, ni luz inadecuada.


Focos empotrados y apliques de luz, son lo mejor para iluminar la campana extractora y los fogones, están disponibles en diferentes configuraciones de formas y tamaños.
Si tienes la suerte de tener espacio para una cocina con office o una cocina abierta al salón, te interesa saber:

  • Luces de mesa: La mesa de la cocina se utiliza generalmente para actividades que van desde cenas hasta jugar a las cartas y hacer los deberes. Una lámpara led de techo colgante funciona perfectamente sobre la mesa. No sólo proporciona luz, y es que sin duda es esta lámpara decorativa, la que va a aportar ese detalle que marcará el estilo de la cocina.
  • Las lámparas colgantes deben estar como mínimo a 75 centímetros por encima de la mesa.

Considérate también afortunado si tienes barra o una isla en tu cocina, dan mucho juego y se prestan a compartir trabajo y compañía.

  • Barras e islas: Una buena solución es una fila de lámparas colgantes individuales. Como regla general, debe haber un colgante por cada 30-60 centímetros de espacio en la largada del mostrador o de la isla, a tener en cuenta que la medida dependerá mucho del diámetro de los colgantes y de la cantidad a instalar.

 

Vistos los puntos básicos, existen más factores que pueden marcar la diferencia y mejorar la iluminación de tu cocina, con un pequeño toque.

De cocina oscura a luminosa

Escoger bien las bombillas, puede ayudarte a mejorar tanto la visibilidad como la sensación de agrandar cualquier espacio. Para convertir tu cocina de oscura a luminosa, ¡también!.
Al elegirlas, hay que pensar siempre en cuál es el propósito del espacio, y si lo que hacemos ahí requiere más o menos intensidad de luz, o sea luminosidad, un tono cálido, neutro o frío, la temperatura de la luz y por último, saber que depende lo que escojamos, esto nos dará unos watios y por tanto un consumo de energía determinado.

  • La luminosidad de una bombilla. Para saber cuál es la ideal hay una forma de calcularlo y existen dos medidas para entender una iluminación óptima: los lúmenes y los luxes.

El lumen mide el flujo luminoso, es decir, la capacidad total de una bombilla de iluminar.

El lux, mide la cantidad de luz que hay en un punto en concreto.
Por lo tanto, cuantos más lúmenes tengamos disponibles, mejor iluminación obtendremos en los puntos a iluminar y la iluminación en un punto se mide con un luxómetro y se expresa en luxes.

Cocina (luz principal)

 

Distancia desde la bombilla a zona a iluminar Lúmenes necesarios Luxes
1.2 metros 1370 Lm 300 lx
1.3 metros 1600 Lm 300 lx
1.4 metros 1850 Lm 300 lx
1.5 metros 2100 Lm 300 lx

Cocina (luz de trabajo)

Distancia desde la bombilla a zona a iluminar Lúmenes necesarios Luxes
0.5 metros 400 Lm 500 lx
0.7 metros 650 Lm 500 lx
1 metros 1250 Lm 500 lx

 

La luminosidad adecuada para cada espacio, es muy subjetiva y la eficacia de una bombilla viene dada sobre todo por el tamaño de la habitación, el color de las paredes y la ubicación de la luz.

  • ¿luz fría, neutra o cálida?, la elección del tono de luz que emana de las bombillas, es otro de esos pequeños detalles que provocan grandes cambios.
    Luz cálida, va desde los tonos ocres, amarillentos, hasta incluso anaranjados.


Luz neutra, es la más parecida a la luz natural de mediodía.


Luz fría, la más efectiva si queremos bastante luz, va de blancos, hasta cierta tonalidad de azul.

  • Temperatura de las bombillas, suele indicarse con un índice Kelvin (normalmente de 2.700 a 6.500) y va acompañado de un nombre descriptivo, como blanco suave, blanco brillante, blanco cálido o luz diurna.

Aquí tienes un desglose de la temperatura de color de las bombillas:

Aparte del gusto personal, lo habitual, es que en las cocinas se usen luces blancas suaves, que aporten visibilidad sin causar resplandor ni ser desagradable por exceso..
Tomar decisiones en base a estas características de luminosidad, tono y temperatura, determinará los costes energéticos y es ahí donde la iluminación Led, nos ofrece grandes soluciones.

¿Luz LED para la cocina?

Ya sabrás que actualmente y en la medida de lo posible, conviene usar iluminación Led, porque aporta luz de calidad y aparte es más sostenible.

Las luces Led de cocina ganan también terreno como opción a medida que se reduce su coste y aumenta su capacidad de reproducir colores brillantes y estándar.

Ventajas del LED

Las luces empotradas tradicionales son sin duda una opción, pero la flexibilidad de los focos LED directos las convierte en una gran alternativa para las tiras de iluminación bajo los armarios o para iluminar estanterías flotantes. En esta cocina verás cómo con sólo iluminar específicamente cada zona con Led, ha ganado luminosidad en todas partes. Focos empotrados en el techo, lámparas colgantes en la isla, focos directos de pared y regletas led debajo de los armarios.

Además, la luz led, tiene más ventajas:

  • Eficiencia energética y lúmenes, consumen menos vatios. Una incandescente de 60 vatios es comparable a una LED de 8 vatios, por tanto, es de seis a ocho veces más eficiente energéticamente.
  • Longevidad: La mayor ventaja respecto a la iluminación tradicional. La mayoría pueden tener entre 25.000 y 50.000 hrs de luz. Unos buenos LED pueden durar toda la vida en la cocina.

Eficiencia y longevidad en este caso, significa ahorro económico y de consumo energético. Y ya sabemos que es tal la variedad de opciones de luces LED, existentes en el mercado para todo tipo de aplicaciones, que actualmente, es difícil justificar a veces, no usarlas para todo.
Hay otras alternativas para mejorar la iluminación de una cocina sin luz sin actuar en la electricidad. Trucos y consejos muy válidos, por ejemplo, escoger bien los colores de la pintura, azulejos brillantes, puertas correderas...y ya meterse en obras para hacer paredes de cristal, abrir ventanas o pasaplatos.

Así que antes de liarse con obras, vale la pena echar un vistazo a las opciones más sostenibles y sencillas.

Como siempre, el asesoramiento y la experiencia de un buen profesional de la iluminación, es una ventaja. En Lámparas Herrero, te ayudaremos a saber los costes frente a los beneficios y recomendar tanto tipos de luces, como dónde colocarlas para convertir tu cocina oscura en una luminosa, a la que puedas sacar el máximo partido, para disfrutarla.