Luces de jardín

La iluminación exterior es tan importante como la iluminación interior

Puede ser que necesites luces de jardín, luces para el patio o te apetezca renovar la iluminación de tu terraza, pero sea el caso que sea, la iluminación exterior debe ser adecuada, funcional, segura y a la vez proporcionar una atmósfera agradable que resalte los puntos fuertes de los espacios exteriores de forma decorativa.

Iluminar bien, tiene un gran impacto en el aspecto de un jardín, patio o terraza. Por eso, es muy importante saber dónde y cómo colocar las luces, y qué tipo de iluminación es la mejor para utilizar cada tipo de espacio exterior

Actualmente, hay muchas ideas y productos especiales de iluminación funcional para exteriores, que aparte de iluminarlos correctamente y de una forma segura, te ayudarán a sacar partido a esos espacios, para disfrutarlos lo máximo posible.  

Fuentes de iluminación con sensores, luces solares, focos, lámpara de techo para exterior, apliques de pared, balizas y luces LED para exteriores.

Como ves, las opciones son múltiples. 

Pero antes de nada, hay que planificar, y hacerlo bien. Sólo una correcta planificación teniendo en cuenta el espacio, el presupuesto y las características de cada lugar, nos dará el resultado final que queremos.

Luego ya si. Con todo bien planeado, escogeremos las luces de jardín, iluminación para patio o luces para la terraza que más nos gusten y dar ese toque especial.

La iluminación del jardín es belleza y funcionalidad

Ahora que hemos pasado más tiempo que nunca en casa y que el buen tiempo ya asoma, es cuando surgen mil ideas para mejorar el aspecto general y por ello, la iluminación de tu jardín

Hay muchos factores a tener en cuenta. Añadir luz fuera, convierte nuestros espacios en funcionales, sí, pero también creará una ambientación concreta.

Cuando añades un buen sistema de iluminación exterior, tu jardín se convierte en un segundo espacio vital para vivirlo, compartirlo o simplemente para sentarte y disfrutar de la naturaleza.

Si además, te esfuerzas por elegir opciones de iluminación sostenible y eres amante de un jardín con plantas, piensa que también hay una ventaja práctica que quizá no sabías: las luces LED son excelentes para las plantas, ya que fomentan su crecimiento. 

Así que, implementar un sistema de iluminación exterior para el jardín es la mejor opción para cualquiera que quiera añadir belleza, funcionalidad, aumentar sus espacios de vida al aire libre y mejorar la calidad de sus plantas. 

Planifica las luces de tu jardín

Ya sabes que un buen sistema de luces bien planificado puede mejorar realmente un espacio exterior, aumentando la visibilidad en las zonas más complicadas y creando una atmósfera que nos resulte lo más agradable posible.

Veremos los aspectos principales a tener en cuenta antes de empezar con los cambios.

Para empezar: el plan

Una vez eres consciente que la iluminación puede hacer o deshacer tu jardín, te tomarás el tiempo para planificar exactamente qué tipo de luces quieres, dónde colocarlas y cuáles son las mejores opciones.

Identifica las características principales

Haz un plano aproximado de tu jardín, marcando todas las características principales. 

Identifica los elementos que quieres realzar con las luces de jardín, un estanque, un árbol, unos escalones, una piscina, etc...y señala también, aquellos que quieras mantener en la oscuridad, como un viejo cobertizo, o un punto flojo que prefieras mantener poco visible.

La seguridad es lo primero

La primera prioridad de la iluminación exterior debe ser la seguridad del jardín.

Asegúrate siempre de que cualquier peligro potencial de tropiezo esté bien iluminado, incluidos los cambios de nivel, como los escalones del jardín y los muros bajos.

Las luces LED empotradas suelen funcionar bien en estas zonas, ya que proporcionan una iluminación de bajo nivel para reducir el riesgo sin resultar molestas.

Sé flexible

La mejor luz exterior, combina luces fijas con otras que pueden moverse fácilmente para adaptarse a los cambios de estación, al crecimiento de las plantas. Piensa en eso también.

Cómo crear diferentes efectos de iluminación

Nos puede gustar más un estilo que otro, pero si hay una prioridad aparte de la seguridad, es concienciarse de que a diferentes zonas, les corresponden distintos tipos de iluminación que crearán diferentes efectos en el jardín.

 Te lo explicamos:

  • Los focos descendentes, son ideales para iluminar las puertas, o dar luz sobre un patio o zona cubierta.
  • Los focos medianos, resaltan plantas o elementos concretos.
  • Los focos pequeños colocados en la parte inferior de los elementos decorativos bajos, como bancos y ventanas, definen zonas con un brillo sutil y atractivo.
  • La iluminación ascendente resalta una estatua, un árbol maduro u otro objeto grande desde abajo para crear un efecto dramático, para aquello que quieras destacar. Hay que escoger bien.
  • La iluminación cruzada convierte un elemento en la pieza central de un jardín. Puedes lograr este efecto colocando los focos en lados opuestos del elemento.
  • Los focos y las luces ascendentes de jardín son otra forma de hacer que un objeto destaque realmente; puedes colocar un foco direccional o una luz ascendente a cierta distancia del elemento para conseguir el efecto.
  • El lavado crea un suave efecto de brillo sobre toda una pared o un seto colocando una baliza en su base.
  • El sombreado proyecta un elemento interesante en un muro o valla colocando un foco al pie del mismo.
  • El silueteado consiste en colocar una luz difusa entre el elemento y la estructura adyacente para crear una silueta sobre un fondo suave.
  • El reflejo consiste en iluminar un elemento en el lado más alejado de una masa de agua para reflejar su imagen en el agua oscura.

Son detalles sutiles, pero que pueden hacer una gran diferencia.

Asegúrate también, de no deslumbrar demasiado cuando utilices las luces de exterior. Por ejemplo, no conviene que las luces del jardín situadas al fondo, apunten directamente hacia el patio o la terraza, donde podrían deslumbrar a alguien que esté sentado allí; del mismo modo, no conviene que las luces bajas apunten directamente hacia arriba.

Elegir luces con alto grado de IP

Es importante usar luces específicas para exterior.

Las luces de jardín tienen un "índice de IP" que indica el grado de protección de la luminaria contra la entrada de agua: la mayoría de la iluminación exterior deberían tener un índice de IP de al menos 4. 

ZONA LÚMENES VÁLIDO
Fachada 10.000 y 12.000 s
Camino 6.000 y 13.000 s
Patio 10.000 y 14.000 s
Parque 20.000 y 40.000 s
Glorieta 30.000 y 40.000 s
Jardín 8.000 y 10.000 s

Luces solares para el jardín

Prioricemos siempre una iluminación respetuosa con el medio ambiente. En la medida de lo posible, escoger iluminación con energía solar.  

Hay una gran variedad de productos, que funcionan con una batería interna que se carga durante el día, las lámparas solares emiten una luz LED suave y de baja potencia durante las horas de oscuridad. Ahorrarás energía y reducirás tus costes.

Halógena vs. LED

Puede ocurrir que en ciertas zonas, necesites un poco más de potencia de la que puede proporcionar la energía solar. En ese caso, las luces LED son siempre una buena opción. 

Aunque a priori, suelen ser más caras que las alternativas halógenas, las fuentes de luz LED tienen una larga vida útil y un bajo consumo de energía, lo que las hará más asequibles a largo plazo. 

 

Seguridad en la iluminación del jardín

Si hay algo que merece una atención especial a la hora de decidir cómo plantearte la iluminación del jardín, es sin duda la seguridad. 

Las luces de jardín, proporcionan tanto seguridad como protección. Independientemente de lo que quieras hacer, tendrás que elegir diferentes tipos de luces exteriores para varios propósitos según las características de cada una de las zonas.

  • Las balizas para los caminos, estas “luces de estaca”, son más brillantes que las de ambiente, por lo que están pensadas para ir por los caminos, y es que los caminos bien iluminados facilitan la circulación nocturna.

También son fáciles de instalar porque tienen estacas incorporadas, así que sólo tienes que clavarlas en el suelo y son prácticas porque no necesitas un cable que pueda hacer tropezar a la gente.

Una buena opción son las balizas de luz solar porque no son tan intensas y crean buen ambiente, aunque cuenta con utilizar más cantidad de las que utilizarías si usaras luces eléctricas, ya que no son tan brillantes.

  • Iluminar el entorno de zonas con muebles, donde tienes la mesa, sillas y otras piezas de mobiliario. Las luces de cubierta proporcionan una iluminación ambiental y son fáciles de colocar. Facilitan el desplazamiento sin tropezar, al igual que las luces de los caminos, y ayudan a ver los obstáculos. 

Sólo tienes que asegurarte de que las luces sean lo suficientemente brillantes como para iluminar la zona. Puedes utilizar algo decorativo y práctico, como una guirnalda de luces o faros.

  • Iluminar las escaleras y las zonas con desniveles, es de lo más básico. Es especialmente importante iluminar todas las escaleras, incluso las que no son tan obvias, como las que bajan al jardín, y aquellas zonas donde el terreno tiene desniveles que puedan hacer que la gente tropiece y se caiga. 

Lo mejor para estas zonas, es usar balizas LED de exterior, mini focos, faros o incluso luces de guirnalda sobre las escaleras.

  • Utiliza apliques y mini focos, para reforzar la seguridad. Para iluminar zonas como las puertas delanteras y traseras, elige una luz más brillante que ilumine toda la zona. 

Los apliques de techo son una buena opción, al igual que los mini focos. Estas luces pueden ser tanto decorativas como prácticas, ya que ayudan a potenciar la visibilidad de quien entra y sale de noche.

  • Instala luces con temporizadores o sensores de movimiento. Cuando ilumines el porche o la puerta trasera por motivos de seguridad, es una buena idea instalar luces con sensores automáticos que se enciendan solas. 

Puedes elegir las que se activan con el movimiento, para que se enciendan cuando alguien pase por allí. También puedes instalar unas que se enciendan al anochecer y se apaguen por la mañana, iluminando así automáticamente la zona durante la noche.

En este caso, para mantener baja la factura de la luz, utiliza luces LED u otras de bajo consumo.

El valor de la luz en la seguridad está en poder ver y ser visto.

Con la gran variedad de productos de iluminación disponibles hoy en día, actualmente es posible hacerlo de manera que además resulte decorativo.

Iluminación decorativa en el jardín

Una vez tenemos la parte funcional y la de la seguridad bien claras, ahora se trata de pasar a la parte sin duda más bonita de todo el proceso. Escoger la iluminación decorativa

Normalmente es la que se centra en iluminar lugares concretos más obvios donde nos podemos lucir más en este aspecto.

  • Lámpara de techo, colócalas por ejemplo encima de la mesa principal exterior, para mejorar la visibilidad de lo que tenemos entre manos.  

 

 

  • Ilumina el perímetro de tu jardín. Los focos son ideales para utilizarlos con criterio en el jardín. Las luces de ambiente pueden colocarse alrededor de tu jardín para proporcionar un suave resplandor. Pueden ser decorativas, como cadenas de luces de colores o pequeños faros con LED
  • Iluminación en los árboles, dependiendo de la situación conviene usar opciones LED con pilas, farolas que cuelgan, ristras de bombillas de colores, cruzar en alto desde un árbol a otro guirnaldas, la imaginación aquí no tiene límite. 

Ya ves que son muchos los factores a tener en cuenta para lograr una buena iluminación de espacios exteriores.

Así que recuerda que antes de iluminar tu jardín, agradecerás asesorarte con un buen profesional, acostumbrado a estudiar qué se adapta mejor a tus necesidades, tu economía,  estilo decorativo y sobre todo ayudarte en esa parte técnica más complicada como es la instalación y cableado. Y tú, dedícate…¡a disfrutar!.